¿Qué síntomas físicos podemos observar?

Al llegar a determinada edad nuestro peludo puede experimentar algunos problemas de salud, por lo que es muy importante hacer revisiones periódicas, cada 6 meses, incluyendo un análisis sanguíneo para descartar problemas renales o hepáticos. Entre los síntomas y problemas de salud que pueden aparecer encontramos:

  • Tos e intolerancia al ejercicio: los perros mayores pueden sufrir dolencias cardíacas que cursan con esta sintomatología.
  • Debilidad y apatía: es normal que el perro pase más horas descansando y esté menos activo.
  • Pérdida de apetito: con la edad, el sentido del olfato disminuye, lo que puede traducirse en una pérdida de apetito.
  • Cojera: es un síntoma que aparece por la artrosis en diferentes articulaciones.
  • Estreñimiento o diarrea: puede aparecer alguna sensibilidad alimentaria o problemas digestivos.
  • Incontinencia: pueden aparecer pérdidas de orina.

¿Qué cambios de comportamiento puede haber?

Los cambios de comportamiento son habituales, sobre todo cuando el perro llega a una edad muy avanzada, y están relacionados con el síndrome de disfunción cognitiva:

  • Desorientación: puede parecer perdido en lugares que son bien conocidos por él.
  • Trastornos del sueño: el perro dormirá más horas durante el día sin embargo, durante la noche permanece más horas despierto.
  • Vocalizaciones: en ocasiones ladran o lloran sin motivo aparente.
  • No obedece: no responde a órdenes básicas que conoce bien, muchas veces es debido a una pérdida de audición.
  • Orina o defeca dentro de casa: no aguanta tanto como antes y puede hacer sus necesidades en casa, a veces sin darse cuenta.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Published by Irene Martínez

# Experiencia Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Murcia con 5 años de experiencia en clínica de pequeños animales. Experiencia en clínica de exóticos y equino. La nutrición canina, dermatología veterinaria y clínica de animales exóticos son las áreas de mayor interés. # Mi relación con los perros Veterinaria por vocación siempre he querido compartir mi vida con animales de todo tipo hasta que se cruzó Ares en mi vida hace casi 5 años, mi primer e inseparable perro mestizo. Hace unos meses se unió a nuestra manada Eli (Isis), Podenca andaluz que tenemos en acogida pero ya es una más de la familia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *