¿Cuáles son los síntomas de un hígado inflamado en perros?

Los síntomas de hígado inflamado en perros o hepatitis pueden ser un poco inespecíficos al principio y llegar al diagnóstico puede ser complicado, pero de los más comunes son:

  • Vómitos y diarrea: aparecen de forma intermitente pero se alargan en el tiempo.
  • Polidipsia: bebe más cantidad de agua de lo normal.
  • Poliuria: orina más de lo normal.
  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.
  • Ascitis: acumulación de líquido en cavidad abdominal.
  • Petequias: pequeñas hemorragias que aparece en piel o mucosas, por fallos en la coagulación.
  • Signos neurológicos: por acúmulo de amoniaco en sangre pueden aparecer ataques epilépticos.
  • Ictericia: coloración amarillenta en mucosas y piel.

Algunos síntomas pueden aparecer también en otro tipo de patologías, por eso es tan importante un buen diagnóstico.


¿Tienes preguntas sobre la alimentación y la salud de tu mascota? ¡Recibe recomendación veterinaria gratis ahora!


Causas de hepatitis en perros

Diferentes causas pueden provocar la inflamación del hígado, desde virus y bacterias a enfermedades hereditarias o tóxicos, las más frecuentes son:

  • Hepatitis infecciosa: provocada por un virus canino, de ahí la importancia de vacuna anualmente para evitar la infección.
  • Cirrosis: en este punto el hígado tiene un daño irreversible.
  • Tóxicos: algunos tóxicos, incluidos algunos medicamentos, pueden provocar daño hepático, a veces incluso irreversible (sobredosis de antiinflamatorios).
  • Shunt portosistémico: enfermedad congénita.
  • Abscesos: acúmulo de pus en hígado.
  • Hepatitis asociada al cobre.
  • Otras enfermedades sistémicas: diferentes enfermedades, por ejemplo Leishmania, pueden provocar problemas hepáticos, entre otros.
  • Tumores hepáticos o en otras localizaciones.
  • Pancreatitis.
  • Obstrucción biliar y cálculos biliares.
  • Edad: los problemas de hígado en perros mayores son más frecuentes.

¿Qué pruebas debo hacer para identificar la causa?

Para determinar que es lo que está produciendo esta hepatitis serán necesarias diferentes pruebas diagnósticas como:

  • Análisis sanguíneo: a través de diferentes marcadores hepáticos podremos confirmar la hepatitis y de esta forma conoceremos la gravedad del problema.
  • Radiografías: se puede observar si el hígado está aumentado o si hay presencia de tumores.
  • Ecografía: se observa mejor los vasos sanguíneos de la zona y el flujo y daños en la estructura hepática.
  • Histiología: en casos de tumores por ejemplo, para conoce qué tipo de células forman ese tumor.

¿Se puede recuperar el hígado de un perro?

El tratamiento va a depender de la causa y, además de tratar el daño hepático, será necesario poner tratamiento para la enfermedad primaria.

Una vez se confirme la hepatitis y su causa hay que poner tratamiento. El hígado es un órganos bastante agradecido (salvo en casos de cirrosis avanzada). Las células que forman el hígado (hepatocitos) suelen reproducirse bastante bien.

Es importante el uso de protectores hepáticos en todos los casos, independientemente de la causa, y el tratamiento de los diferentes síntomas que puedan aparecer.

¿Mi perro debe tener una alimentación especial?

Modificar la dieta en caso de hepatitis es muy importante y es un pilar fundamentar para que nuestro perro con problemas hepáticos tenga una mejor calidad de vida.

En los pacientes hepáticos es sumamente importante dar una proteína de alta calidad pero hay que evitar que este porcentaje de proteína sea excesivamente alto y se recomienda las de origen vegetal, ya que la cantidad de nitrógeno es menor y, por tanto, la cantidad de amonio también, lo que es
perfecto para pacientes que sufren encefalopatía hepática.

La proteína de origen láctico también es de alta calidad y es más recomendable en estos pacientes que la cárnica.

Existen diferentes alimentos comerciales indicados para este tipo de problemas, tanto de alimentación seca como húmeda, que se pueden utilizar, siempre bajo recomendación de vuestro veterinario.

Alimentos prohibidos en perros con problemas hepáticos

Una dieta hepática aportará una mayor energía y proteínas de alto valor biológico, sin limitar las proteínas de origen vegetal. Como hemos comentado, las proteínas de origen vegetal son más recomendables en casos de hepatitis o insuficiencia hepática.

Algunos remedios caseros para ayudar a nuestro perro en estos casos son: –

  • Alimento debe ser muy palatable, ya que estos perros suelen tener anorexia.
  • Dividir la ración en 5-6 tomas de poca cantidad, para que sea más digestible.

A parte de estas recomendaciones, hay algunos alimentos que debemos eliminar de la dieta de nuestro peludo:

  • Cordero: esta proteína tiene un alto contenido en cobre y según el tipo de hepatitis, se debe eliminar de la dieta.
  • Cerdo: carne muy ácida.
  • Vísceras: altas en cobre.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Published by Irene Martínez

# Experiencia Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Murcia con 5 años de experiencia en clínica de pequeños animales. Experiencia en clínica de exóticos y equino. La nutrición canina, dermatología veterinaria y clínica de animales exóticos son las áreas de mayor interés. # Mi relación con los perros Veterinaria por vocación siempre he querido compartir mi vida con animales de todo tipo hasta que se cruzó Ares en mi vida hace casi 5 años, mi primer e inseparable perro mestizo. Hace unos meses se unió a nuestra manada Eli (Isis), Podenca andaluz que tenemos en acogida pero ya es una más de la familia.

Leave a comment