Qué es el edema pulmonar en perros

Es el acúmulo de líquido en el pulmón, concretamente en una zona denominada intersticio, que pasa a los alveolos (son unos pequeños sacos donde terminan las ramificaciones del sistema respiratorio y se produce el intercambio de gases para permitir la oxigenación de la sangre). Estos alveolos se llenan de líquido, con lo que el perro no puede respirar correctamente y, por lo tanto, la sangre no aporta el suficiente oxígeno al organismo, lo que supone una urgencia, ya que la hipoxia puede llegar a producir consecuencias muy graves para el perro, incluso la muerte.

El edema pulmonar puede tener origen en una enfermedad cardíaca, que al descompensarse, origina el edema pulmonar. Aunque también puede producirse por otras causas, como infecciones severas, pancreatitis, intoxicaciones, hemorragias, insuficiencia hepática, enfermedades neurológicas, etc.


Síntomas

El principal síntoma es la dificultad para respirar (disnea), aunque pueden aparecer otros síntomas como taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), tos, inquietud ( el perro no puede tumbarse, porque de esa manera respira con más dificultad), e incluso cianosis (mucosas de color morado, que indican falta de oxigenación).


Diagnóstico y tratamiento

Se debe evaluar al perro por completo, incluyendo auscultación pulmonar y cardíaca, aunque el diagnóstico se realiza mediante radiografías de tórax.

El tratamiento consiste en intentar controlar la causa que lo ha originado ( si es una descompensación cardíaca, tratarla, o si es una infección, poner antibiótico, etc.), intentar eliminar el líquido acumulado en el pulmón mediante diuréticos y suministrar oxígeno, para que el aire que inhale, sea más rico en oxígeno y pueda revertirse el estado de hipoxia en el que se encuentra el perro.

Dependiendo de la causa, el edema pulmonar puede tener mejor o peor pronóstico. Es muy importante actuar lo antes posible para poder estabilizar al perro sin que haya habido daños en otros órganos debido a la falta de oxígeno.

Published by Paula Gimeno

EXPERIENCIA Licenciada en veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid en 2008, me he dedicado desde entonces a la clínica de pequeños animales, donde mi especial interés ha sido la medicina interna, así como la cirugía. MI RELACIÓN CON LOS PERROS Desde que tengo uso de razón, los perros han sido mi pasión. Supe que quería ser veterinaria muy pequeña y así poder dedicarme a lo que más me llena, ya que mi compromiso con su cuidado y bienestar es absoluto. Actualmente convivo con 2 perros, una hembra de 7 años de raza Chihuahua y un macho de 13 años de raza Bulldog francés, además de 2 gatos comunes europeos, de 11 y 9 años, por los que siento también absoluta adoración.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *